martes, 30 de octubre de 2012

HALLOWEEN 2012

Puede que muchas de vosotras tengáis en mente la celebración de esta fiesta la noche del miércoles y estéis en busca de un disfraz adecuado y, con los tiempos que corren, económico. Por lo tanto hoy os traigo una entrada como la que hice el pasado Carnaval, dándoos ideas para disfrazaros con prendas que tengáis por casa.

Sé que esta fiesta crea mucha polémica por su gran componente estadounidense que unos aman y otros odian, pero yo soy de las que la defienden. Sus orígenes se encuentran en la cultura celta, en la que esta fiesta se denominaba Samhain y marcaba el fin del verano y de la época de cosechas y el comienzo del invierno, la estación oscura.

Muchos territorios de raíces celtas la han conservado y aquí en Galicia (e incluso en lugares del norte de Cáceres de habla gallega) celebramos el Samaín. Aquí es típico comer chulas de calabaza (que este año me encargaré yo de hacer, ya os contaré) y hacer linternas con las calabazas también. Sé que lo de los disfraces ya es un componente más estadounidense pero yo no puedo decirle que no a una fiesta de disfraces.

El miércoles por la noche algunos amigos y yo aprovecharemos para organizar una cena temática y os aseguro que utilizaremos algunos de estos disfraces. A ver qué os parecen.

Aunque puedes disfrazarte de cualquier cosa-zombie (me refiero a: enfermera zombie, Minnie zombie, caperucita zombie, vaquero zombie y muchos más x-zombies), hay algunos disfraces que parecen ideados para esta festividad relacionada con el mundo de los muertos. Por ejemplo, el de Miércoles Adams. La niña de esta familia tiene una personalidad tan siniestra como sus familiares, y disfrazarse de ella es muy fácil: vestido negro al que le incorporamos unos cuellos blanco, medias negras o incluso de rayas, zapatos estilo mocasín, dos trenzas y una palidez digna de un muerto.


Con la versión en rojo de este famosísimo vestido de Zara puedes arreglártelas para un disfraz de diablesa.  Por supuesto, imprescindible tridente y cuerno que encontrarás en cualquier bazar. Y para rematar, labios color sangre y unos sugerentes tacones negros que seguro que cualquiera tenemos en nuestro armario.


Otro disfraz típico de estas fechas es el de bruja. Pues nada, con el mismo vestido podemos hacer un disfraz de bruja (¿debería haber dedicado esta entrada exclusivamente a la versatilidad de este vestido? Mmmmm...). Vestido negro + medias a rayas de colores o color y negro + sombrero de pico + escoba + maquillaje = ya eres una bruja en condiciones. Para este disfraz lo ideal son unas botas con bastante punta, para dar un aspecto más "brujeril", pero nos conformaremos con unos salones.


Si estás dispuesta a destrozar alguna prenda de ropa, te propongo un disfraz de esqueleto muy económico. Ponte unos pantalones negros y una camiseta blanca. Con ayuda de un dibujo en papel, pinta en una camiseta negra una caja torácica humana y recorta por dentro. Al ponértela encima de la camiseta blanca, resaltarán los huesos. Algo así:


¿No te gustan ninguna de estas opciones y no tienes nada en tu armario que aprovechar? Pues he aquí un disfraz con el que podrás olvidarte de la ropa (sí, recuerdo que esto es un blog de moda). Vístete toda de negro, o como te plazca, pero maquillaje de este modo. La rosa roja a un lado del pelo es prácticamente obligatorio y si quieres mejorar más el disfraz añade turbantes, decoraciones para el pelo o un velo y serás una calavera mexicana.


Sé que no son los disfraces más originales del mundo pero, al menos, son muy económicos. ¿Qué os parece? ¿Tenéis pensado ya vuestro disfraz?

1 comentario:

  1. Cuantas ideas!!! creo que me quedo con el de diablesa ..... jajj

    ResponderEliminar